Analisis de la caida de el Barce en el Clasico...

Análisis del Partido

Ciudad y Fecha: Guayaquil, 16 de Septiembre del 2007
Estadio: Monumental Isidro Romero Carbo
Juez Central: Vera Rodríguez, Carlos Alfredo
Asistente 1: Alvarado Sánchez, Luis Oswaldo
Asistente 2: Cedeño Bustamante, Juan Bosco

Barcelona

0 - 1

Con casa llena y catorce minutos de retraso comenzaba el partido más importante del fútbol ecuatoriano, arrancaba el cuarto Clásico del Astillero de la temporada y posiblemente el último en caso de quedar al margen de la clasificación uno de los dos equipos.

Tragedia en el Monumental

Y el partido demoraba en comenzar, primero por el minuto de silencia en memoria de dos personajes relacionas al fútbol, luego por las habituales pancartas y finalmente porq
ue los reporteros gráficos no contaban con los chalecos que debía proporcionar la organización.

Sin embargo, un desgracia que no era motivo de paralización, y que más bien debió haber suspendido hasta segunda orden el partido, fue la trágica muerte de un niño de apenas once años de edad en una de las suite del estadio Monumental, producto de una bengala lanzada desde el sector de la general. El niño recibía el proyectil en su tórax y era trasladado agonizando a una casa asistencial. Minutos más tarde el niño fallecía.

Pese al penoso acontecimiento el veedor del partido parecía no tener conocimiento de lo sucedido y el partido continuaba.

Estrategias

Con algunas bajas de por medio, al menos en Barcelona, comenzaba el Clásico con la misma emoción de siempre.

En Barcelona las ausencia de los hermanos Bolaños complicaban un tanto el planteamiento titular. En todo caso el entrenador de Barcelona utilizaba l mismo planteamiento de siempre aunque con dos alternantes. Nicolás Asencio reemplazaba a Alex Bolaños por el costado derecho mientras que Armando Paredes a Miller en la izquierda, en tanto que el juvenil Juan Luis Anangonó iniciaba en ataque junto al experimentado Marcelo Delgado.


Por su parte, el equipo dirigido por el debutante Carlos Sevilla Dalgo, iniciaba el juego con algunas modificaciones con relación a sus últimos encuentros donde había estado jugando como juvenil el mediocampista de corte Jefferson Pinto. En ese caso, el equipo de Sevilla se mantenía igual en todas sus líneas, salvo que por la inclusión de Montero en reemplazo de Pinto, la segunda posición de volante de corte la ocupaba Luis Guillermo Rivera.

Primer Tiempo

Los primeros cuarenta y cinco minutos serían tan intensos como se
esperaban y dividido en dos partes, primero con un Emelec que aprovechaba los desajustes del mediocampo y defensa local, y una segunda parte con un Barcelona volcado al ataque apretando a Emelec en su propia área.

Las primeras acciones del partido comenzaban en los pies de Armando Paredes que se mostraba con las luces prendidas. El ex jugador de Emelec, al menos el año pasado, sacaba un tremendo remate que el portero Elizaga atajaba detenía sorprendido, despejaba con sus puños y su equipo pasaba un susto.

Pero luego de esa acción sería que los ‘azules’ se afianzaban en el campo y se aprovechaban de una no tan buena labor de Marlon Ayoví y su desentendimiento con los jugadores Isaac Mina y José Luis Cortez con los que parecía no comprenderse.


Por su parte, el Emelec jugaba a toda máquina y explotaba la velocidad de Jorge Ladines que anunciaba el mucho daño que podía caber.

A los seis minutos justamente sería Ladines el que generaba una buena acción de peligro al habilitar, elegantemente, a su lateral Carlos Andrés Quiñónez que ingresando al área recibía una pelota en callejón. Sessa salía a achicar de manera peligrosa, dejaba fuera del remate a Quiñónez pero Gabriel Fernández tomaba el rebote y para suerte de Barcelona y del desubicado Sessa disparaba por encima del pórtico.

Se veía venir


Cuando se jugaban diez minutos del partido y Emelec era una tromba, llegaba Jorge Ladines que recibía una muy buena habilitación de Gabriel Fernández y definía. El ‘Pony’ tomaba la pelota al borde del área y si quiera sin pararla remataba de primera, de derecha, con borde externo, y ponía la pelota en un ángulo inferior imposible para el portero Sessa.

A Barcelona le costaría algunos, por no decir mucho, minutos en afianzarse, en recuperarse del golpe y en comenzar a generar importantes acciones de peligro. Recién a los dieciséis minutos Nicolás Asencio intentaba rematar de bolea pero tiraba el esférico muy a fuera.

¿Penal?

Cuando Barcelona llegaba ya continuamente al área de Emelec y Fricson George era uno de sus jugadores y de los más insistentes, el lateral izquierdo de Barcelona ingresaba al área con la pelota y era derribado claramente por el jugador Jefferson Montero. El central Carlos Vera no pitaba falta alguna y le mostraba la tarjeta amarilla al defensor de Barcelona.

El partido se ponía más intenso de lo que había comenzado y
Barcelona hacía lo posible e imposible por anotar el gol del empate.

Las acciones eran muy duras, el partido parecía írsele de las manos al juez central, y además los errores de Barcelona en la mitad del campo seguían preocupando pese a que los amarillos eran los que ya dominaban.

Tres remates y tres salvadas

Del minuto treinta a la finalización del primer tiempo Barcelona tendría tres inmejorables ocasiones de empatar, todas con peligroso remates de media que hicieron todo lo que pude hacer un esférico de cara al arco, ir fuera, en el palo y dentro.


A los treinta minutos Duarte pescaba un rebote al fuera del área, no la paraba, remataba de bolea con la viada y el remate cruzado pasaba a penas a centímetro del vertical izquierdo del portero Elizaga. Más tarde, a los cuarenta y dos minutos, el Chelo Delgado remataba con mucha potencia y Elizaga tenía que atajar en dos tiempos, mientras que al minuto cuarenta y cuatro Armando Paredes dejaba en el suelo a Jaime Caicedo y al borde del área disparaba estrellando la pelota en el vertical.

Segundo Tiempo

Para la etapa de complemento, con un jugador más en el cam
po, Barcelona saltaba al terreno de juego seguro de poder hacer suyas las acciones por completo. Esto no variaría mucho y efectivamente el cuadro ‘Torero’ superaba en todo sentido a su rival, siendo dueño del esférico, de las acciones pero no así del marcador.

El segundo tiempo arrancaba con un remate inmediato de Marcelo Delgado al primer poste, aunque estaba presente el portero Elizaga que atento desviaba al tiro de esquina.

Barcelona cargaba y ejecutaba consecutivamente uno y otro tiro de esquina generando mucho peligro el área ‘eléctrica’. Así, en una de esas ocasiones, el pa
raguayo Duarte levantaba la pelota y Vera tomaba desprevenida a la defensa para rematar de cabeza en pleno corazón. El remate era débil y lo controlaba Elizaga sin problemas.

Se la pierde Jairo

A los cincuenta y cuatro minutos Barcelona efectuaba quizá su mejor jugada colectiva del encuentro cuando luego de varios toques los jugadores Danny Vera y Jairo Montaño realizaban una pared al borde del área, y el esférico le quedaba a Montaño que solo ante Elizaga en la definición la tiraba por arriba.

Emelec no hacía absolutamente nada pero al minuto sesen
ta y cinco Michael Arroyo metía e problemas a la defensa local cuando proyectaba un gran pase para Carlos Quiñónez que desbordaba y metía un centro. La pelota se paseaba por toda el área con mucho riesgo.

Minutos finales a todo

Faltando diez minutos para la finalización del encuentro Barcelona seguía cargando con todo y con prácticamente todo su equipo volcado al ataque, metiendo pelotazos largos, centros, llegando por los costados, con el balón dominado, etc… en fin, Barcelona buscaba el gol pero no lo conseguía.

Una de las mejores atajadas del partido llegaba al minuto ochenta cuando el paraguayo Duarte soltaba un nuevo remate violento que parecía llegar muy p
egado al vertical, pero Marcelo Elizaga espectacular la desviaba a un costado.

Una de las últimas jugadas la generaban George y Asencio. El lateral de Barcelona centraba desde lejos, pasado y Asencio intentaba rematar de cabeza desviado en un intento que no quedó claro si fue una habilitación o remate directo.

Ya al final, con desesperación, dentro de los cuatro minutos de descuento, incluso con Raúl Noriega clavado como delantero, Marlon Ayoví recibía una pelota al borde del área, se lanzaba de media bolea y el esférico se perdía fuera para que el juego llegue a su finalización.

Emelec se alzaba con los tres puntos y reafirmaba así sus
opciones por meterse en la Liguilla Final. Por su parte Barcelona queda fuera de los tres primeros puestos y ahora deberá pelear por volver a recuperar la punta y al menos uno de los puestos que hoy ocupa el Emelec.

Alineacion

1 comentario:

koji dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.